101 formas para hacer que cada segundo cuente!

El libro de “101 formas para hacer que cada segundo cuente” (Robert W. Bly) habla del método del 10%: “Mejore un 10% en todas las áreas de su vida: profesional y personal; Gane un 10% más de energía: cuide su salud, haga ejercicio, estírese; Evite grandes comidas al mediodía; Tome mucha agua u otros líquidos todo el día; No beba mucho alcohol; Tome vitaminas; Tome siestas cortas y acuéstese temprano; Piense un 10% más rápido, en 9 pasos:

  1. Identifica el problema.
  2. Reúne los datos y hechos pertinentes.
  3. Recolecta conocimiento general.
  4. Busca posibles combinaciones.
  5. “Pregúntale a la almohada”.
  6. Utiliza listas de asuntos pendientes.
  7. Obtén retroalimentación.
  8. Forma equipos con otras personas.
  9. Dale oportunidad a nuevas ideas.

Finalmente, para organizar la vida y ahorrar tiempo recomienda lo siguiente: “Lleve siempre consigo una pequeña lista de asuntos pendientes: además de las tareas por hacer, escriba allí sus pensamientos e ideas; Cree un sistema de archivo, que le permita conseguir en segundos lo que necesita; No amontone basura: revise sus papeles periódicamente, archive lo que necesita y tire lo que ya no le sirva; Mantenga limpio su escritorio: un escritorio desordenado es un gran impedimento para la productividad; Mantenga listas de prioridades: actualícelas en el tiempo; Aprenda a decir no: usted no puede hacerlo todo; Sea educado, pero sea claro con las cosas que no está dispuesto a pasar tiempo haciendo”.

Imagen relacionada

El mensaje principal que se extrae de todo lo anterior es que “establecer objetivos funciona: los objetivos tienen poder”. Si hay una situación cada vez más común a muchas personas es el agobio ante la vida y el día a día. Muchos creemos que es irreversible y que no se puede vivir de otra manera. Cuando alguien dice que no tiene tiempo para dedicar a su pareja, a los hijos, o a hacer algo por los demás, ¿está haciendo un análisis correcto o no será que no entra esto en sus prioridades?. La verdad es que si tenemos muchas cosas que hacer solo podremos con un número limitado. Es, por tanto, una cuestión de orden, y debemos hacer lo que consideramos más importante.

Por lo tanto, contar con una perspectiva de largo plazo permite ver mejor la manera como tomamos decisiones diariamente. Si tomamos en consideración qué tanto tiempo  invertimos en ciertas actividades en el futuro, podremos cuestionarnos a cuáles de esas actividades vale la pena dedicarle tanto tiempo. Luego, imaginemos cómo nos sentiríamos si realizáramos esa inversión de tiempo cuando hayan transcurrido todos esos años.

¡Qué importante es el tiempo! Lo que no hagamos en este momento…ya no lo haremos…ya que el tiempo no espera por nosotros, ni podemos hacerlo volver… VIVE INTENSAMENTE CADA INSTANTE, PORQUE NO SE VOLVERÁ A REPETIR!

EL TIEMPO PUEDE SER NUESTRO MEJOR O PEOR AMIGO, PERO ES NUESTRO. LO QUE IMPORTA NO ES EL TIEMPO QUE PASA SI NO MÁS BIEN QUE HACEMOS EN ESE TIEMPO

Aquí tenéis un pequeño fragmento de un documental muy interesante del National Geografic, que habla sobre la posibilidad de construir La Máquina del Tiempo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s